EDITORIAL “Mucho más que la Reforma Previsional”-Yayo H- LAQUINTAPATA

 

Al Aire 18:08 HS

 

Hay que decidirse por la supuesta hidalguía de los políticos y sus números, o por defender a los más débiles contra una injusticia que en sus últimos años, comienza a aterrorizarlos, tras tantas destrucciones inmemoriales.

 

Las malas noticias, insistía mí Padre, siempre hay que darlas a los más fuertes de la familia, ellos se encargan de hacerlas llegar a los más vulnerables, además de contenerlos.

 

De salir La Reforma Previsional, (EL lunes desde las 14, dicen) la posible compensación de 2018 no amerita tanto desgaste inicial. Ni para cada vulnerable Jubilado, ni para el Gobierno.

 

Es verdad, La PLATA No Alcanza; Y una reducción ahora, abrupta en el próximo aumento potencial, con la promesa de una compensación que equipare la inflación del 20% para 2018, más unos 5 puntos, no convencen a nadie. Las jubilaciones son algo así como el 38% del gasto y se llega a un 60%, o algo más, con el gasto social completo. Los Idealistas dirán, “si es social, no es gasto”. Pero hay que pagarlo, y la plata no está.

 

El sistema arranca con un dato, 1.5, o 1.7 % de aportantes activos, por cada jubilado. 8 millones de beneficiarios por Anses, y unos 11 o 12 millones de aportantes registrados. 17 millones de receptores en total, con Planes.

 

Este intento de Reforma Previsional ha sido la primera derrota sin retrocesos del Gobierno; Se falla en comunicar (otra vez) y ni la Oposición ni el Oficialismo buscaron la discusión de fondo con el tiempo necesario. Una medida tan inapropiada como infeliz.

 

Un oficialismo que se queda en la explicación desde el comienzo, y una oposición en la calle y en el congreso, que antes de eso, vacío el país con dineros irrecuperables. Dos caras de una fatalidad política que todos pagamos

 

El cambio del sistema conocido al propuesto, implica 38 mil millones de pesos menos. Dinero que no irá a los jubilados, y que consecuentemente no irá al consumo. El Gobierno no quiere retroceder, y comete el mayor error.

 

Quienes vaciaron el país desde sus bancas y en las calles, hoy, como paladines de la justicia acumulan mayores argumentos sintiéndose pretendidamente favorecidos. ¿Era necesario habilitarlos?

 

Quienes ganaron en octubre pasado, nuevamente quedan expuestos ante la impericia política. El Diputado Pablo Tonelli argumentando que “Los jubilados no iban a perder poder adquisitivo”, colmó el tramo inicial, y Carrio twitteando “A todos los jubilados en general, les digo que la ley es absolutamente beneficiosa, hay un pequeño problema que se puede subsanar o compensar el año que viene. Los argentinos aportantes a partir de los 65 años por primera vez están cubiertos por el 82% móvil”, resultó en las últimas horas una Carrio más dubitativa, la que dio por finalizada la sesión ayer.

 

A fines de 2018, digamos, recuperarían parte de las pérdidas traumáticas iniciales. Y por entonces o en 2019, igualarían o superarían mínimamente una inflación con la que se especula a la baja, pero que continúa siendo un hecho lejano. Sin embargo, es bueno recordar que el Kirchnerismo no pagó a los jubilados cada juicio. Boudou, hoy preso, fue uno de los mentores del desastre junto a un Kicillof en Economía. En estos dos días nadie pudo dejar de ver a diputados conocidos articulando la violencia, en la búsqueda de una pretendida ventaja inexcusable. Faltó civilización. Sobró bronca. Como desabastecidos de Política Institucional, estamos.

Nuestra vía institucional, está al rojo vivo. Con un Kirchnerismo que excedió al propio peronismo. Aun así, quién paga el mayor costó es el Gobierno.

 

Hubo otro dato preocupante; deberían pensar qué hacen desde ahora con una Ministra que innecesariamente envío la Gendarmería. Un riesgo inútil que capitalizó la oposición.

 

El Gobierno, debería retroceder ante esta medida. Buscar otras vías de negociación, y dejar de momento, el bolsillo de cada jubilado en paz.

 

La Compensación posible nos manifiesta perdidas reales. Un posible bono, (para quienes cobren menos de 10.000 mangos), tampoco podría integrarse a cada haber. Habrá bono para jubilados y Asignación Universal por Hijo, al parecer.

 

El Gobierno ha dicho que lo sucedido estuvo “operado intencionalmente desde dentro y desde fuera del Congreso”, el enfoque sin embargo debería ser otro; Con las imágenes que ya dieron la vuelta al mundo, si algunos posibles inversores estaban por decidirse, desde el exterior, ahora se retraerán. Lo pensarán. Esperarán. El Gobierno ¿No imaginó esas esas consecuencias antes?

 

Tampoco nos quedemos en los detalles. Por lo sucedido en estas horas, y por la destrucción en las calles, aquí se está jugando mucho más que la Reforma Previsional.

 

 

Carlos Yayo Hourmilougue.

AUDIO.

 

 

 

 

Carlos Yayo Hourmilougue.

AUDIO.

 

 

###

 

Compartí el contenido:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *