Editorial “La Despartirización” Yayo H. LaQuintaPata-27-10-17

 

Jaime, Báez, López, Pérez Gadín, Medina, Baratta, son anécdotas. No es para festejar. Hay un error trascendente en cualquier festejo ¿Festejamos porque la respuesta es un poder político más corrupto de lo que imaginamos, con una Justicia a destiempo, y sin ninguna contemplación a la propia Ley y la Sociedad? Festejamos erráticos lo que hoy sucede y debió ocurrir mientras la Ley era violada y la sociedad violentada. La Justicia entonces, ya no representa “la verdad” ante la Sociedad, o no siendo tan drásticos, se pone en duda “su verdad como justicia”.

 

                                                       *****************

 

-Durán Barba, ha dicho; “Las elecciones de Argentina llamaron muchísimo la atención(…), también en mí Universidad el 90% creía que era imposible ganarle a CF (K)(…), entonces siguieron minuto a minuto qué pasaba, que técnicas se empleaban, más profesionalmente (…) (Cambiemos ganó porque ) “La crisis de la democracia occidental es descomunal (…)  el rechazo de la gente a los Partidos es total” (…) “Peña Nieto tiene 18% de aceptación y Fox tuvo 56 (…) No es un problema de cada uno de ellos, Brasil está arrasado”.

Luego de vender sus libros, y consultado por el Periodista, aseguró (…) “en Argentina se está expresando (lo mismo), pero es el único país donde se expresa una única salida, que es Macri” (…) “el fenómeno Macri” (…) “no es gente socializada en la política” (…) “El Comunismo no funcionó”. “Con la robotización y esta nueva etapa va a terminar extinguiéndose la clase obrera” (…) “cambió la cosa” (…) “la política condujo muy mal” (…) “Hay Pobreza” (…) “cuando Mauricio habla de acabar con la pobreza, habla de un interactivo moral” (…) “PC,  era Partido Comunista, hoy es Personal Computer” (…) “Entonces no puede ser que no inventemos una nueva política”. (…)

Y tras estas apreciaciones llegó la primera definición; “Necesitamos una Política Horizontal (…) Los lideres eran Dioses ¿a quién se le ocurriría decirle a Perón, acláreme este concepto?” (…) “Ahora todo muchacho del secundario dice, voy a mandar un mail… Macri explicame tal cosa” (…)

Y si bien la última frase es exagerada y nos sustrae de la realidad, el equilibrio general de lo expuesto está en sintonía con lo que sucede. Y con lo que va seguir ocurriendo.

Macri y Macrón son la nueva izquierda” (…) “(Con) María Eugenia en Campaña (…)  “preguntamos a cada candidato en la provincia-¿qué te gusta?, ¿cuál es tu aporte en la política?-, no es que María Eugenia daba una línea….”

Bien. La explicación podría ser más simple; Se puede llegar a lo que D.B. afirma por otro camino, al menos en  Argentina. Donde “La Despartirización”, sumando desencantos y renuncias y eliminando utopías estructurales,  término que no existe ni siquiera  en nuestro Posmodernismo criollo, podrían ser el principio de esa “Horizontalidad”. O sea, “Se vuelve a partir, lo ya partido”.

La ruptura Partidaria en Argentina tras la defunción del Bipartidismo generó internas tan violentas, que sólo Intereses y Poder lograron cada sobrevivencia. Dinero y Cargos. No encontraron otro camino más que el de la “corrupción”. Una palabra que D.B. no debería olvidar y que, asumo, intencionalmente no aplicó. Un componente que ha sido y es indisoluble en este país. Cada Partido terminó devorándose a sí mismo, como las langostas. Quedan los deshechos.

A lo que se agrega un planeta que tras la globalización, es dado vuelta por la Tecnología. En 200 años la Revolución Industrial modificó el mundo mucho más que los 1800 años anteriores. Ahora, la Revolución Tecnológica ha modificado en 30 años, lo que a la Revolución Industrial  le llevó 200, y la Tecnología continúa avanzando. Si antes nuestros padres nos exigían estudiar para no transitar lo que ellos pasaron, nuestra generación se las pudo arreglar para sobrevivir. Sin dudas, la realidad de nuestros hijos y nietos será otra sino acceden al Conocimiento. No tendrán oportunidades. El  mercado integra, o elimina. En nuestra generación son miles los choferes, una profesión camino a la extinción. La Política hasta ahora, también integra o elimina, o empieza a hacerlo. Lo que D.B. no afirma y aquí se debe tomar distancia, es que estas razones no explican “Por qué Cambiemos gana elecciones”. Más bien lo que esto sugiere en Argentina, es otra cosa; “Por qué CFK y el Justicialismo, cualquiera sea el intérprete, NO han podido continuar gobernando”, algo muy diferente. Macri, aún tiene que demostrar sus logros y su permanencia. Y convalidar su discurso inicial, en construcción, con cada hecho, si es que lo tuviera. Aun no lo tiene, y a juzgar por lo referido, ¿lo necesita? La respuesta es “No”.

A contramano, quienes nos gobernaron  ya demostraron de lo que fueron capaces, y sobre todo en los últimos 12 años. Es probable que estemos ante el fin de alguno de los 4 relatos de Lyotard. Se termina con ese “algo absoluto”, no se llega a “la realidad como tal, por la existencia de verdades múltiples”.

Lo que obliga a una segunda lectura inevitable, más terrenal  y más institucional. Busquemos cualquier ejemplo actual;  De Vido fue denunciado en 2004, y hace  8 años, nuevamente  ¿Que hizo Bonadío entonces? Hace dos meses faltaron 20 votos en el Congreso de la Nación para desaforar al ex ministro. El 25 de Octubre el Kirchnerismo no bajó al recinto ¿Qué hubo en el medio? Una Elección. La respuesta cae en la obviedad, lo que nos falta es una Justicia con capacidad de actuar por sí misma cada vez que la sociedad espere algo de ella.

Jaime, Báez, López, Pérez Gadín, Medina, Baratta, son anécdotas. No es para festejar. Hay un error trascendente en cualquier festejo ¿Festejamos porque la respuesta es un poder político más corrupto de lo que imaginamos, con una Justicia a destiempo, y sin ninguna contemplación a la propia Ley y la Sociedad? Festejamos erráticos lo que hoy sucede y debió ocurrir mientras la Ley era violada y la sociedad violentada. La Justicia entonces, ya no representa “la verdad” ante la Sociedad, o no siendo tan drásticos, se pone en duda “su verdad como justicia”.

Así, tras la Despartirización, la Horizontalidad Política es “lo posible, ante un Cambiemos que aparece”, nadie puede asegurar aun que es lo mejor. Falta tiempo. Es verdad que el mundo fue el que cambió. Aunque la respuesta no es solo tecnológica. Cataluña se independiza; hay Estados o Provincias buscando emanciparse de su propio país. No por “pasión política”, se trata de simple política, de dilemas económicos agudos y hasta raciales.

Aquí, el Poder Político y las Instituciones, junto a las Universidades, Empresas públicas y privadas,  y los Sindicatos, deben buscar una solución ante una Tecnología que va a dejar miles de desempleados, regresando a sus hogares. “Ése es el verdadero desafío”. Resulta imposible superar la barrera de 14 millones de pobres, sino somos creativos en conjunto. Si no creamos Empleos. Para lo cual, entre otras cosas, hay que poner en práctica “Una Economía Circular”, que cuide nuestro Medio Ambiente y cree más trabajo, retroalimentando de modo permanente, cada residuo que generamos.

La política está dejando de ser Pasionaria, por una necesidad más que por una decisión racional, para intentar convertirse en “Un Constructivo”. En un Instituto Hacedor. En una fábrica de gestionar. Y de hecho está sucediendo por Opción antes que por Elección. De no ser así, deberíamos consultar a quienes votaron, porqué lo hicieron como lo hicieron en todo el país ¿Hubo Pasión en la mayoría de los electores? No. La pasión, o lo que queda de ella, sin descuidar niveles de fanatismo doctrinal, se dieron en el voto a CFK donde la provincia de Buenos Aires se diferencia claramente del resto del país. Lo que ha cambiado es el voto en sí mismo, huyendo más defraudado que espantado de estructuras partidarias. De la verticalidad. Y en cuanto a eso, es auténtico que se trate de un fenómeno mundial.

Aquí se votó entre el pasado inmediato, o el presente con riesgos. Ganó el segundo, porque perdió el primero, no ahora, hace algunos años. Solo que parece, que recién nos damos cuenta.

AUDIO

Y. H.

LaQuintaPata

Compartí el contenido:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *