Editorial- Carta Abierta a un Estudiante Secundario.

 

Seguramente vos estás pensando en tus derechos, y los tenés. No se trata de quitártelos, sino de dártelos por completo. Antes de continuar, y de objetar tu actitud “de tomar tu colegio secundario”, que por otra parte no es tuyo, es nuestro, es del Estado, me gustaría preguntarte qué promedio tenés en las materias que cursas este año. Dejando ahora eso de lado, permitime explicarte que tu rebeldía, también la tuve. Y que entonces no leía a tipos como yo, ahora escribiéndote, porque pretendía saberlo todo. Es probable que de seguir así, te suceda lo que nos pasó a muchos por diferentes razones. Cuando termines la secundaria, en caso que lo hagas, ese dirigente que hoy te afirma que lo que estás haciendo es correcto, no vuelva a verte en su vida. Las ideas de Libertad y Derechos que hoy tenés, son correctos. Pero el modo de encausarlos es en lo que discrepamos definitivamente. En caso que consigas las mejores notas, será en medio de una educación en crisis. No van a ser las mejores, van a ser las posibles. Y cuando termines la secundaria y en caso que ya hayas pensando con certeza lo que quieras ser, lo que creés que sabés, el Ciclo Básico de la Universidad sencillamente te va a complicar la vida. Poco y nada te va a resultar útil ahí. Llegar a la Carrera de Grado será un esfuerzo que desde donde estás, no podés imaginar aun. Y posiblemente, salvo excepciones, quienes te rodeen estarán en tu misma condición. Pero hay otras cosas que no podés imaginar. Permitime. Dame unos segundos más. Voy a tratar de ser lo menos cruento posible. Vas a necesitar al menos de un año o más para terminar el CBC y unos 6 a 10 años para recibirte, en el mejor de los casos. Si te bancan o si laburás. Porque esto es Argentina. Y eso suponiendo también, que tengas decidido con claridad ahora mismo lo que querés ser. Si no resolviste éste tema aun, tenés un doble dilema, y grave, o muchas más trabas de las que tendrías si no dejas la “Toma”, y regularizas tus días de clases. Cuando un país flexibiliza el trabajo hay varias lecturas de ello, y varias razones que hoy estás lejos de comprender. Y  lo hacen gobiernos de derecha, de centro o de izquierda. Te hablo del mundo en este caso, usando conceptos tan viejos como desnaturalizados. Un país avanza por sus Riquezas, por el Capital Social de su Gente, y por sus Derechos en caso que los conozcan y los hagan respetar. Y en el caso que quienes gobiernan no nos roben. Pero hay un detalle que no podemos descuidar, un país avanza por sus “obligaciones”. Digámoslo mejor, por la “responsabilidad” de las mujeres y hombres que lo hacen país. Cumpliéndolas, jamás negándolas. Y así y todo, te van a cagar la vida más de una vez. Si tu viejo se enoja porque participas de la toma, es porque algo de esto tiene claro. Si te acompaña, ¿De qué trabaja? ¿En qué? Si no te dice nada y labura, posiblemente esté quebrado, decepcionado, desinteresado. Preguntale si no quiso ser otra cosa en su vida. Pero Vos, tenés una propuesta por delante para discutir y mejorar, no para negarla. Si se te está proponiendo complementar lo que estudias con la práctica real en diferentes empresas, no lo dudes, porque no vas a estar flexibilizando el trabajo de nadie ¿Quién te dijo eso? Vas a estar aprendiendo para que a Vos no te suceda lo que nos ocurrió a miles de argentinos cuando cerraron las escuelas técnicas, y cuando nos descuidaron quienes debían exigirnos que estudiáramos más. El mundo Global, si supieras, ya está flexibilizado por razones ajenas a lo que te dicen, entre ellas, porque cada vez hay más humanos, menos recursos y menos trabajo. No hay casualidad en esto, hay causas, proporcionales, directas, cada vez tenemos menos gente especializada, y menos producción rentable, y más finanzas, mayor trabajo real “soft”, que “hard”, y los Servicios han desplazado en peso e importancia a  la Producción. También contamos con menos conocimiento del que cada país requiere. Pensá, capacitándote al pie de una banco de motores en una empresa, o combinando cualquier labor con una tecnología 3D en un mundo 4.0 como el que llega para ayudarnos, o arrasar a quien no se preparó, Vos, que no llegas a los 18 años, tenés la oportunidad de estar mejor que aquellos a los que la automatización puede sacar del sistema en caso que eso ocurra. No lo vas a evitar tomando nuestro colegio. Sucederá, y ya sucede como un paradigma independiente de “tu toma del colegio”. Pero hay más, van a sobre-venir otras cosas. Más personales. Quienes hoy pueden pagar tus estudios, van a envejecer y vos también, y llegará alguien con quien desees vivir y vas a ser padre o madre, y a necesitar ingresos, y alquilar, y pagar los impuestos más caros del mundo. Y comer y vestirte, y pagar médicos, y comprar remedios, y dis-traerte. Y pensar en tus hijos. Sin estudios, solo te va a quedar “imaginar y lamentar” la felicidad de una profesión que te permita cumplir con cada compromiso, acaso para que no sufras ni hagas sufrir a nadie, y si lo pensás bien ahora, se te está dando la oportunidad de elegirlo, y hasta de cambiar de parecer en algún tiempo para decidirte por otros trabajos u oficios. El gremialista o el líder de esa agrupación que hoy te dice que está bien “tomar la escuela”, lo hace porque entre otras razones sigue ahí debido a que no supo resolver los problemas y desafíos que se le presentaron, a diferencias de otros que ocupan su mismo lugar en diferentes sitios del mundo, y que analizaron la “flexibilización” que hoy te comentan, pero con propuestas diferenciales, y  así y todo, no pudieron con tanto. Pero votaron por el Sistema de Educación Dual, que a vos te proponen hoy. Son, amigo mío, estos líderes quienes te van a desconocer en caso que continúen instalados donde están, o tengan un cargo político mañana, mientras vos crezcas. Tú Libertad está dada desde ahora en la actitud que tengas para saber imaginar lo que viene porque desde donde estas, en esta “gran aventura de la Toma”, la desconocés. Sí, desconocés tu verdadera Libertad. La de elegir. Vas a necesitar con qué vivir, y eso, nos guste o no, se llama plata. Tendrás que salir a ganarla. Quien te la facilita hoy, un día no va a estar, o puede perder el trabajo, precisamente por todo lo que estamos conversando. Porque desactualizó sus conocimientos, y la tecnología lo releva de su cargo. Desplazado, lo indultan los tiempos de una ocupación que creyó para siempre. Quizá cuando seas un hombre o una mujer, ni la plata exista, pero una ocupación sí. Una especialidad que te llene el cuerpo también. Si estudias, incluso es probable que recibas órdenes de buenos y malos tipos durante años, hasta que un día, al fin seas Vos quien las dé, o seas lo suficientemente independiente para vivir de tu propia creatividad emprendedora. Podés practicar en otras profesiones hasta que decidas crear la tuya, pero no podrás llegar a los segundo sin pasar por lo primero ¿Sabés por qué? Porque un emprendedor “nace, o se hace”, no toma escuelas, las agranda. Las crea. Las modifica. Las multiplica. Las perfecciona. Trabaja para ofrecer más y nuevas oportunidades. Podés jugar jueguitos en una computadora que otro cráneo creo, o estudiar con ella para perfeccionarlas. Podés hacer música y soñar con esa Banda, pero resulta que está lleno de bandas sin trabajo, hacelo, pero estudia música así podés enseñar como un profesor. Hay salidas. Vos decidís lo que hacés, justo ahora que estas convencido o asesorado falazmente que se trata de un error de todos, de los demás, incluidas las multinacionales que nombras. Te entiendo. No es fácil. O podes analizar si se trata solo de vos mismo. Si lo que te jode no es el futuro en el colegio sino el presente en tu casa. Preguntale a los miles de argentinos que trabajan en multinacionales qué harían sin ellas, aquí, en este suelo. Por otra parte, el país también está repleto de Empresas Nacionales que seguramente van a poder capacitar tus últimos meses de pésima teoría, en caso que estudies. Y hasta podés fortalecer una industria nacional que no pasa por un buen momento. Pero para saber lo que sucede, también tenés que estudiar. Te escribe un Periodista que por diferentes razones, como las tuyas, por rebeldía y por temas familiares, se fue de la casa a los 16 años. Y tuvo que terminar la secundaria de noche, ya casado y con el primer hijo en su casa, cuando supo que no hubo otros culpables, más que uno mismo. Vos tenés otras opciones. Trata de evitar que cuando tengas 30 años, al mirar para atrás digas de vos mismo “Que pelotudo que fui”. Si aprecias la Libertad, creeme pibe, solo el conocimiento te Libera. Y si no, y te lo digo en serio, si no, jodete!

 

Yayo Hourmilougue

LAQUINTAPATA

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *