De Vido suma procesamientos: ahora por subsidios millonarios

 

El ex ministro de Planificación, Julio De Vido, sumó un procesamiento que le dictó el juez Claudio Bonadio por el supuesto delito de defraudación contra la administración pública por el modo en que se repartieron los subsidios a las líneas de colectivos.

El funcionario y actual diputado del Frente para la Victoria se le sigue enturbiando el frente judicial, en medio de la iniciativa de Cambiemos por Inhabilidad moral para ejercer su cargo en el Congreso.

Según Infobae, se determinó que hubo empresas que cobraron entre el 5 y el 50% más de dinero que el que les correspondía.

La maniobra ronda unos 609 millones de pesos, de los cuales 403 millones corresponden a la entrega de dinero en efectivo a las empresas y 205 millones en gasoil subsidiado para las unidades de colectivos.

El ex ministro de Néstor y Cristina Kirchner tiene 135 denuncias judiciales en su contra, por unos 30 delitos diferentes vinculados a la obra pública, el transporte, la energía y los vidriosos acuerdos con universidades públicas.

Además, tiene 26 imputaciones y está procesado en tres causas: la Tragedia de Once, por estrago culposo y administración fraudulenta; la compra de chatarra ferroviaria y por irregularidades en contratos de trenes.

Ahora, suma un nuevo procesamiento sin prisión preventiva, junto a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi y Alejandro Ramos, quien también es diputado del FpV.

Además de Eduardo Sícaro, Guillermo Lapadula y Pedro Ochoa Romero, quienes estuvieron al frente de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

El juez Bonadio además les estableció embargos a todos los procesados por un total de 1.000 millones de pesos.

“El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, con la anuencia del Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, se encargó de diseñar el marco normativo dentro del cual tuvo lugar la actividad ilegal. A tal efecto se dictaron las resoluciones que regulaban todo el sistema incluyendo las relativas a la actuaciones de la CNRT y terminaron creando un entramado de múltiples subsidios y compensaciones superpuestas hasta el extremo de entregar seis subsidios simultáneos con formulas de cálculo diferentes, ademas del gasoil a precio diferencial que a su vez poseía otra fórmula más.

En ese marco, el 23 de julio de 2003 se dictó la resolución 23/2003 de la Secretaría de Transporte que los kilometrajes a considerar para los cálculos de los subsidios fueran proporcionados por las empresas beneficiarias a través de declaraciones juradas”, establece la resolución firmada por el magistrado.

Así dio por terminada la etapa de instrucción y comenzara las rondas de indagatorias a los directivos de las distintas empresas involucradas.

“Que sigan jodiendo y voy a dar a conocer las cuentas”, amenazó De Vido
El ex ministro de Planificación Federal lanzó esa advertencia ante las causas judiciales que avanzan en su contra. Apuntó contra el Gobierno nacional al sentirse cada vez más acorralado

En un pasillo del Congreso, el ex ministro de Planificación Julio De Vido estalló hace unos días y dijo, en voz bien alta, como para que todos escucharan: “Que el Gobierno siga jodiendo y yo voy a dar a conocer las cuentas”.

Se refería a empresas de la familia Macri y del mejor amigo del Presidente de la Nación.

Fue el 4 de julio último, cuando De Vido convocó a sesionar a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, que preside.

A esa hora ya se sabía que el fiscal federal Carlos Stornelli había pedido al juez Luis Rodríguez el desafuero y detención del diputado y ex ministro de Planificación, por la causa de la malversación de fondos públicos en la mina carbonífera de Río Turbio.

“Esto forma parte de la campaña política del PRO para las elecciones”, dijo De Vido a los periodistas al salir de ese encuentro.

“Ven una derrota electoral fenomenal, entonces trabajan sobre la persecución. Le hacen el libreto y la Justicia lamentablemente lo compra muy sesgadamente. Específicamente, (Elisa) Carrió se ocupa de difamarnos”, dijo.

Pero esos fueron los dichos con los micrófonos abiertos. Legisladores de la oposición dicen que fue mucho más allá en diálogo con ellos, en los mismos pasillos del Congreso donde había hablado con los periodistas. “Que el Gobierno siga jodiendo y yo voy a dar a conocer las cuentas”, cuentan que dijo en ese momento. Y esas “cuentas”, añadió, son las de “Franco Macri con Ricardo Jaime y las de (Nicolás) Caputo con (José) López”. O sea, del padre del Presidente con el ex secretario de Transporte kirchnerista y del constructor de larga amistad con Mauricio Macri y el ex secretario de Obras Públicas, quien saltara a la fama al tirar por sobre la pared de un convento bolsos con millones de dólares.

“El tercer contratista del Estado durante mi gestión fue la familia Macri”, añadió en ese momento el ex ministro. Cabe recordar que De Vido hizo en su momento un ranking de los contratos de construcción del Estado, en el que Lázaro Báez figuraba muy por debajo de los restantes grupos constructores nacionales.

De Vido también tuvo en estos días mensajes amenazantes para el frente interno kirchnerismo. El viernes, en declaraciones periodísticas, refiriéndose siempre al caso de Río Turbio, donde la justicia investiga desvío de fondos a través de la UTN, aseguró: “En lo personal lo que hice fue aplicar una política que nos daba el Poder Ejecutivo”. Como apuntando hacia arriba, hacia la propia Cristina Kirchner.

Para ese mismo público (y también para el oficialismo) fue otro de los mensajes que dejó ese día: “He ido a siete indagatorias, he tenido dos allanamientos que a mí me gustaría que muchos de los que cacarean la honestidad en la Cámara y en la campaña, tuvieran que pasar por un allanamiento de siete horas en dos domicilios, en el real de Zárate y en el de Buenos Aires. ¡Siete horas! Con periscopio en la boca de luz, revisando entre la ropa interior de mi familia, mandando una cámara del Ministerio de Seguridad para ver los tesoros de De Vido: no encontraron absolutamente nada”.

Y se quejó: “Muchos cercanos a mi espacio y otros del oficialismo no resistirían ni 15 minutos de un allanamiento. Y se pasan el día hablando de honestidad de la boca para afuera”.

Asteriscos News

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *