LaQuintaPata- “Los Roles, la Des-Valorización”

 

 

Se está jugando fuerte a lo partidario. Lo curioso, lo paradójico, es que los gremios y sindicatos son quienes están cubriendo ese rol, ante la evidente ausencia de un real poder partidario, o de partidos que están trabajando ya octubre de 2017 en el ámbito parlamentario, o en otras zonas políticas alejados de la toma de calles, y a quienes debemos reconocerles preocupación por la situación económica actual. Las calles quedan para la explotación de un debilitado porcentaje de militantes si consideramos los millones de argentinos reales, donde se observa lo agónico de un Cristinismo. Y donde se confunden y mezclan reclamos reales como la Marcha Federal, mechados con reclamos políticamente oportunistas.  Escraches como a los de Vidal por parte de Suteba en la base área de Morón, cortes y marchas, paro, y piquetes abundantes de diferentes razones son lo estigmatizante de estos días. Lo caótico se adueña de una abundante incoherencia política. Y sobran mensajes devastadores que tiene  en algún lugar su fundamentación, Micheli  quien en enero de este año había dicho que “Los CEO están de fiesta”, ahora expresa que “Ojalá todos los días, hasta que se caiga este modelo económico, haya un montón de 30 de marzo y 6 de abril” (30 de marzo). Los gremios tiene la necesidad de fortalecerse ante la presión interna, y razones no les faltan,  entre ellas, los despidos durante el actual gobierno, “según el informe de Registros Laborales del tercer trimestre de 2016, se destruyeron más de 127 mil empleos formales y se perdieron 5147 empresas en los primeros nueve meses del año, el mayor número de destrucción de compañías desde la crisis de 2002. El relevamiento precisó que al 30 de septiembre se registraban 6.404.160 asalariados, lo que implica una caída de 2 por ciento respecto de los 6.532.065 puestos que había a fin de diciembre de 2015.”(Pág. 12 del 19 de enero, datos INDEC). Tomemos otra fuente, “El segundo año de gestión de Cambiemos arrancó a un ritmo de 57 despidos por día. Según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), transcurridos 27 días -incluido el primero, feriado- ya se contabilizan 1.551 desvinculaciones en el sector privado formal, principalmente en el rubro industrial” (Ambito.com enero2017). El informe actual del Indec de hace pocos días, nos rebela que “Los hogares bajo la línea de indigencia representaron el 4,5% al finalizar el año pasado, mientras los que están en la pobreza fueron un 21,5%”.

Pese a esto, también es sensato tomarse al menos unos 6 meses más para saber si en verdad desde el último trimestre de 2016 comenzamos a salir de la recesión o no, y si la inflación va a la baja.

Hoy por hoy, razones sindicales sin dudas, hay, pero lo que falta no se resuelve con la necesidad de demostrar fuerza, sino exigiendo el dialogo con el Gobierno. Lo que está faltando es capacidad negociadora, pese a las dificultades de negociar que demuestran  aun, las nuevas autoridades.

Los Medios, como decía recién el Dr Ricardo Alfonsín también están jugando fuerte la política partidaria. Sin dudas.

Los empresarios dicen acerca de la situación, que la recuperación aun no alcanza.

El Gobierno les  responde que no están arriesgando lo que se esperaba.

¿Qué dicen la PyMES? que la Ley no soluciona medidas que no se toman, y que la situación es crítica, más aun considerando que son generadoras de 2 de cada 3 empleos.

¿Cuál es la reacción social, ciudadana, sabedora de mecanismos legales e institucionales ante estos casos de movilizaciones masivas? El fastidio, la Indignación; El rechazo. Ni el gobierno hasta el momento, ni quienes dicen representarlos desde lo sindical con mecanismos agotados, solucionan el presente de quienes necesitan trabajar.  No son estos los métodos esperados por la gente por parte de  las entidades gremiales, ni los resultados esperados por la misma gente, desde el Gobierno. Así como los sindicatos deberán replantearse otras opciones ante una caída fenomenal de consenso social, el gobierno debe asumir definitivamente que aquellos sectores a los que ha beneficiado con más renta son los que menos empleo utilizan, vale decir, un error primario. No escucho al PEN reaccionar ante esto. A no ser la obviedad, “que hay sectores que crecen y otros que aún no la pasan bien”, lo que parece una explicación. Hoy al menos en San Isidro, el Presidente dijo “Sabemos que la pequeña recuperación económica todavía no llegó a muchos”. Pero una hora después de esta frase, quienes escucharon al presidente, vieron por TV al llegar a su casa, al ministro Aranguren con el anuncio del aumento del gas, subas entre el 30 y el 40%, desde mañana, promediando un 24, 19 y 33%, según lo que se consuma, hasta noviembre. ¿Cómo coordinan los temas?

Por citar solo un ejemplo y sin restar entusiasmo al anuncio, el millón de autos que se pretende producir, caso excepcionalmente registrado en 2013 y por múltiples razones que no volvieron a darse, hoy “peca de voluntarista”. Si no se bajan los costos para alentar mayores inversiones, el costo fiscal, el anuncio peca de inexistente. Cerca del 55% del precio final de un auto, son impuestos. La industria cayó un 6% en febrero y la construcción bajó un 3,4%, “Según el Indec, cayeron la industria textil (22,5%), la automotriz (18,6%), la refinación de petróleo (9,2%), la industria metálica (9,3%), el tabaco (7%), los productos minerales no metálicos (7,2%), la fabricación de caucho y plástico (5,9%), la producción de alimentos (4,2%), la industria del papel y el cartón (2,4%) y la industria química (4,1%)”.(La Nación).

Convengamos algunas cosas;

El conflicto en Venezuela es grave, de definición insospechada aun, y puede impactar en la Región, donde indudablemente estamos.

Las medidas de Trump, aun no pueden percibirse en su magnitud.

Brasil tiene para más de un año de crisis, prescindiendo de comprarnos.

El gobierno no acierta en lo económico todavía, reconociéndole, que cualquier otro candidato que hubiera asumido estaría ante el mismo desacomodamiento. A lo que se suma, una manifiesta incapacidad para comunicar, y un fuerte voluntarismo que no se respalda en los hechos. Y sabemos que las apuestas de comunicación en MKT político, caducan.

Que en buena hora no hay espacio posible para ningún golpe, ni la necesidad, casi “papista”, de una marcha o concentración mañana para defender la democracia ¿¿??

Que quienes cortan y marchan casi todos los días están abusando de una paciencia ciudadana que van agotando, olvidando obligaciones que no ejercen en la misma magnitud que los derechos que exigen, la mayoría de ellos cobrando dinero público.

Que la lucha docente para diferenciarla del resto de los conflictos, es incuestionable, pero que se pretenda discutir “La Educación”, con Baradel en un camión junto a Hebe y Fernández, y sin alumnos y docentes en cada aula, es arcaico y es una tragedia.

Lo menos importante es que estemos perdiendo el tiempo, lo que vamos perdiendo, en todos estos casos, son Los Valores.

 

Yayo Hourmilougue

LaQuintaPata.

Posted in Sin categoría

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *