Senado argentino aprueba el uso medicinal de la marihuana

Plantación de marihuana con fines medicinales en el norte de Israel. NIR ELIAS |REUTERS

ARGENTINA

El Senado argentino aprueba el uso medicinal de la marihuana

  • EFE
  • Buenos Aires

El Senado de Argentina aprobó este miércoles y convirtió en ley el proyecto que avala el uso medicinal de la marihuana, que ya obtuvo el visto bueno de la Cámara de Diputados en noviembre de 2016.

La norma, que garantiza a ciertos pacientes el acceso al aceite de cannabis, habilitando su importación hasta que el Estado se encuentre en condiciones de producirlo, fue aceptada por la unanimidad de los legisladores con 58 votos afirmativos.

Impulsada por organizaciones civiles como Mamá Cultiva, integrada por madres cuyos hijos necesitan el aceite para sobrellevar su enfermedad, la iniciativa autoriza la producción a varios organismos científicos estatales, con fines de investigación, pero no el cultivo particular.

“Ahora tenemos un marco legal en lo que es el uso para la investigación y tratamiento y producción en cannabis medicinal. No había nada en Argentina y fue lo que nosotros como madres y organización encontramos”, explicó en declaraciones a la prensa en el Congreso Ana María García, presidenta de Cannabis Medicinal Argentina (Cameda).

Con esta aprobación, Argentina se une a otros países latinoamericanos como Colombia, Uruguay y Chile, que ya cuentan con medidas que regulan el uso terapéutico del cannabis.

“Estamos muy contentas. Hay que seguir construyendo conocimiento en de que hablamos cuando hablamos de cannabis medicinal”, añadió García, médica de profesión y madre de una joven de 24 años que tiene epilepsia refractaria.

“Hay que entender que esto como uso medicinal ya está validado para el dolor oncológico, el dolor neuropático, la esclerosis múltiple… Hay que pensar que hay un 30 % de epilepsias que no responden a la medicación”, agregó.

Tras una extensa sesión en la que se trataron otros asuntos, los senadores acordaron avalar la iniciativa sin previo debate en la Cámara, ya que el proyecto ya recibió un extenso tratamiento y consenso en comisiones legislativas.

Una vez que el Estado pueda producir la sustancia, tendrán prioridad los centros que integran la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos.

Además, la ley, que deberá ahora ser reglamentada, autoriza el cultivo de cannabis por parte del Consejo Nacional De Investigaciones Científicas Y Técnicas y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria con fines de investigación y para elaborar la sustancia destinada a los tratamientos, pero sin habilitar el autocultivo para las familias.

“Es lo que fuimos acordando entre todos en un principio. Con 50 años de prohibición es una ley de comienzo, después vamos a construir todo”, subrayó la presidenta de Cameda, quien recordó que si bien ya había varias provincias que contaban con legislación en la materia, esta es la primera vez que se aprueba una norma así en el ámbito nacional.

Posted in Sin categoría

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *